miércoles, 29 de junio de 2016

NOVENA ITINERANTE DE LA DIVINA PASTORA

Magnífica presentación tuvo la Novena Itinerante que presidirá la Divina Pastora en el mes de Agosto. El acto que tuvo lugar el pasado sábado 25 de junio en nuestra parroquia de San Lorenzo tras la Misa Solemne en la que se conmemoraba la festividad de San Juan Bautista y el Aniversario de la Aparición de la Virgen a Fray Isidoro de Sevilla el 24 de junio de 1703, nuestros compañeros del Redil presentaron los actos, el cartel anunciador y papeleta de sitio,  ambas obras pictóricas realizadas por el hermano del Redil Juan M. Ojeda Rubí, contó con la participación de la banda gaditana Virgen de la Victoria.


sábado, 25 de junio de 2016

PROCESO DE RESTAURACION DEL MANTO (III)


Labor artesanal y minuciosa del proceso de restauración del manto de salida de Nuestra Titular. La acometida que presentan estas fotos es la propia restauración de piezas antes de su replanteo sobre el nuevo terciopelo que en posteriores entradas en este blog iremos mostrando.







miércoles, 22 de junio de 2016

PROCESO DE RESTAURACIÓN MANTO (II)

Continuamos con la información de días pasados sobre el proceso de restauración del Manto de Salida de María Santísima de los Desconsuelos que se está llevando a cabo en el taller de bordados de Juan Carlos Romero con la supervisión de Ars Nova. Estas fotos nos indican la labor de limpieza de cada una de las piezas del manto, con objeto de retirar el polvo, humos y grasas, para también recuperar algo del brillo natural del oro. Seguidamente el secado al sol para eliminar totalmente la humedad y evitar la oxidación de los metales de los hilos de oro. Se procede posteriormente a la eliminación de todos los hilos amarillos del anterior pasado que lo sujetaban al manto, así como la totalidad de los hilos de plástico sacando los que estaban ocultos debajo de éstos.








domingo, 19 de junio de 2016

PUEBLO DE DIOS

Manuel, de Cádiz a Zimbabwe


La madrugada había sido de manta y, al amanecer, todavía quedaba un recuerdo de frío. Aquí, en Gokwe, al noroeste de Zimbabwe, el primer sol en estos días ilumina rabioso pero calienta poco. Hoy tengo que ir hasta la misión de Zhomba. Temiendo lo peor. Porque son 120 kilómetros los que hay querecorrer y llevo las vértebras cantando por martinetes después de tanto traqueteo africano. Será que los años -y los baches- no perdonan.

Pero Dios es grande. Y el que puso asfalto en el camino, también. Lo primero, porque está abierto el telón del gran espectáculo de los paisajes africanos y nada más salir de Gokwe, a la altura de un santuario en una pequeña colina, me abruman estos infinitos verdes y marrones salpicados de algún baobab. Lo segundo, porque solo voy a tardar un par de horas en recorrer los 120 kilómetros.

Por el camino, algún viandante hacia no sé donde, puentes sobre grandes ríos secos en cuyo lecho las mujeres escarban hasta sacar el oro líquido y algún que otro carro tirado por cuatro pequeños burritos. Nunca había visto unos burros más pequeños que estos plateros zimbabwenses. Y yo, empeñado en llegar hasta Zhomba. ¿Obstinación, cabezonería, instinto de este oficio de contar cosas...?En Madrid, tiempo atrás, me dijeron que allí vivía Manuel Ogalla, un misionero gaditano de 34 años. El personaje lo tenía todo para ser noticia. Cada vez hay menos misioneros, casi ninguno de esa edad y, encima, este es ¡de Cádiz! cuando la mayoría son castellanos, navarros y vascos. Yo, como ya sabéis, colecciono misioneros, más que nada porque llevo 20 años haciendo este programa y dando vueltas por el mundo. Y esta rara avis no la tenía catalogada. 

Cerca de Zhomba, la carretera se anima. Invitamos a una familia a subir al coche para que no lleguen con la lengua fuera a misa de diez. Y allí, a la puerta de la misión me encuentro con Manuel. Grandote, cariñoso, sonriente, en mitad de la movida previa a la fiesta del domingo: las niñas que bailan con los platos de flores de las buganvillas, los monaguillos soplando el carbón del incensario, la gente arremolinada que saluda a este cura que habla shona, la lengua local, como si llevara aquí toda la vida… Y al gaditano le sale una misa de dos horas y puerta grande. Tiene a la gente encandilada, a ratos se ríen, a ratos se quedan pensando, a ratos (muchos) cantan como solo lo hacen los africanos en una iglesia: a compás. Como Manuel, que cuando terminó la celebración dentro la siguió fuera con un grupo de chavales y unos tamtanes que en sus manos suenan a cajón flamenco, a ritmos de Enrique el Mellizo, que traen aires del poniente que se cuela por calle Jabonería abajo… Y todo esto en mitad de Zimbabwe. Vaya tela. 

Después del arroz con pollo, Manuel coge la guitarra y se arranca con un himno al padre Claret que él ha compuesto, en shona, claro. Y ya en faena, sigue con un cuplé de la chirigota de su hermano. Rematamos al alimón con dos clásicos: Me han dicho que el amarillo, Iba por Canalejas…En fin. Y la sonrisa que le llega de oreja a oreja. 

Pero todo esto que cuento encaja y toma forma cuando le siento delante de la cámara y acerco el micrófono. Entonces todo se entiende. Estoy ante un tipo de una pieza, un hombre apasionado por el Evangelio y por los hombres de su tiempo. Alguien que no entiende la fe sin compromiso. Y viceversa. Y por eso está aquí, en mitad de África, viviendo sin agua y sin luz, entregado a estos pobres entre los pobres. En el diálogo salen Casaldáliga, el ejemplo de sus padres, la crítica a un sistema que fabrica desheredados… Sale Claret, porque Manuel quiere ser un hombre de fuego, de esos que “arden en caridad y abrasan por donde pasan”. Y sale el papa Francisco, ¿por qué será que a estos misioneros se les dibuja una sonrisa en el alma cuando se habla de Francisco?, ¿les suena eso de la Alegría del Evangelio?

Le acompaño a unos terrenos donde va a levantar una escuela con la ayuda de Manos Unidas y con la alegría de la gente que ve cómo sus hijos tienen que recibir clases debajo de un árbol. Si los de Manos Unidas le siguen apoyando, Manuel es capaz de sembrar de escuelas y hospitales medio Zimbabwe.

Atardece y hay que regresar. Recorrer los caminos africanos de noche no es aconsejable. Pero no tengo ni pizca de ganas de irme. No todos los días conoce uno a un tipo así. Y me quedan muchas cosas que hablar con Manuel, que me tienta a quedarme y contemplar el anochecer en la terraza de la misión. Imagino que a esas horas, cuando descansan los tamtanes y el sosiego se adueña de la noche africana, resuena el oleaje del Campo del Sur y viene un aroma de adobo que solo Manuel es capaz de apreciar.

Lástima.Otra vez será. Tengo que volver.

Ricardo Olmedo, RTVE



viernes, 17 de junio de 2016

PROCESO DE RESTAURACIÓN MANTO (I)


El manto de Salida de María Santísima de los Desconsuelos como ya saben nuestros hermanos está siendo restaurado en el taller de Juan Carlos Romero bajo la supervisión de Ars Nova, cuyo proceso de restauración comenzó calcándose el dibujo, lo que se llama "sacado del dibujo" y a continuación el desmontaje por zonas de todas sus piezas para una posterior reconstrucción según fotografías antiguas, eliminando añadidos posteriores. Estas fotos corresponden a la primera parte del proceso de restauración del que os iremos dando debida cuenta en distintas entradas de este blog.















sábado, 11 de junio de 2016

TRÍDUO Y PROCESIÓN EUCARÍSTICA

Dentro de la Octava de Corpus celebramos el Solemne Tríduo Eucarístico preparado por las vocalías de liturgia y mayordomía, luciendo el altar de Nuestro Padre Jesús de los Afligidos y María Stma.  De los Desconsuelos preparado para tan importante festividad. El jueves 2 de junio daba comienzo con la Adoración al Santísimo Sacramento dirigido por nuestro Director Espiritual y Párroco, el Rvdo. P. Jesús García Cornejo, donde los jóvenes de distintos grupos de la comunidad parroquial exponían sus reflexiones que nos acercaron aún más al Santísimo. Esa paz y oración también nos unían al día siguiente con Caritas y las hermanas Oblatas con la Asociación Mujer Gades, animándonos a que nos alimentemos del Sacramento de la Eucaristía y que siempre lo tengamos presentes en nuestra vida diaria. 
El sábado 4 de Junio celebrábamos la Función Solemne cuya parte musical fue interpretada por el Coro del Redil de la Divina Pastora.  Anabel y Daniel le otorgaron la suntuosidad que la Función se merecía. A su término nuestra fiscal fue nombrando el orden del cortejo en el que participaron todos los grupos de la comunidad parroquial, el Redil, esta cofradía de Afligidos,  las hermandades de Descendimiento y Archicofradía del Pilar y Orden Servitas. Procesionaba también una parihuela con la imagen de San Lorenzo con la reliquia del patrón de  la parroquia siendo portada por jóvenes de la comunidad y dirigida por el joven capataz y hermano Antonio Tomeu. El cuerpo de servicio y acolitado fue organizado por Ramón González.
El Santísimo con el Padre Jesús bajo el Palio de Respeto en todo momento estuvo arropado por fieles durante el recorrido por las calles del barrio de San Lorenzo,  rindiéndoles honores con cantos de alabanza y acompañado musicalmente por la banda gaditana Virgen de la Victoria.